Información útil sobre beneficio fiscal

Cómo usar el beneficio fiscal que ofrece DGI para factura electrónica

Si le informaste a FIXED que tu empresa cumple con los requisitos para acceder al beneficio fiscal de DGI, entonces tenes derecho a descontar de tus impuestos lo que pagaste a FIXED por el sistema de Factura Electrónica.
¿Cómo usar el beneficio?

A – Si elegiste un plan de pago mensual de FIXED

Podrás descontar el monto de tu factura mensual (sin incluir el IVA), pero con un tope de $322 mensual para los anticipos hechos en 2019 y de $349 para los anticipos realizados en 2020.

Ejemplo A; si el anticipo de IRAE o IRPF o IVA a pagar de enero 2020 da $1.349, y la factura mensual de FIXED fue de $349, entonces deberías pagar solo $1000 a DGI ($1.349-$349=$1.000)

B – Si elegiste un plan de pago anual de FIXED

Deberás dividir entre 12 el importe de tu factura anual (sin incluir el IVA), de forma que mes a mes restes de tu importe a pagar a DGI un doceavo del importe de la factura de FIXED.

Siempre hay que tener en cuenta el tope de $322 para los anticipos hechos en 2019 y de $349 para los  anticipos realizados en 2020.

Ejemplo B: si el anticipo de IRAE o IRPF o IVA a pagar de enero 2020 da $1.349 y la factura anual de FIXED es de $2.784, entonces deberías pagar solo $1.158 a DGI ($1.349-$232=$1.158). Lo mismo podrás descontar al mes siguiente hasta cubrir los 12 meses ($2.784/12=$232).

¿Cómo saber si fui incluído en el envío de la información a DGI?

Gracias a tu comunicación de que accedes al beneficio, FIXED informa todos los meses a DGI dicho monto. Te recomendamos acceder a la web de DGI para ver lo informado: https://servicios.dgi.gub.uy/ServiciosEnLinea/PrincipalServiciosEnLinea

Pasos a seguir:

Contribuyentes Literal E

Los contribuyentes de Literal E recibirán el descuento por el beneficio fiscal directamente en la factura de venta de FIXED, por lo que el proceso descrito anteriormente no aplica a ellos.


La información incluida en este artículo es meramente informativa y no pretende ser un asesoramiento fiscal. Lo mejor es consultar con sus asesores tributarios.